NOS DA POR SUPONER

Nos da por suponer. Nos da por creer que quien no habla es porque no tiene nada que decir. Como si no supiéramos que a veces el silencio tiene mucho más que contar. Nos da a todos, por creer, que el olvido lo puede cambiar todo. O nada. Nos da. Y seguirá dándonos por pensar, que todas las caídas conllevan un mal recuerdo. Que el tiempo solo cura lo que ya no te importa. Quédate tus cuentos, yo soy más de historias.

 

Nos da por proponer. Qué los que pierden desean ser encontrados. Encuéntrate tú. O mejor piérdete. Por ahí. Nos da por suponer que la normalidad la medimos nosotros. Nos da por creer que volver está al alcance de todos. Que el laberinto tiene salida por el simple hecho de tener entrada. Qué difícil es mantener el equilibrio entre tanta realidad. Porque a veces lo más complicado es no hacer nada. Piénsalo. Medir las palabras también es callar.

 

Nos da por imponer. Que los buenos a un lado y los malos al otro. Que os falta algo y yo sé lo que es. Pero tampoco pierdes nada por no volver a intentarlo. Demasiada gente se dice “me dije”. Para nada. Nos da por suponer que el límite de velocidad sirve de algo cuando tienes claro a dónde vas. Porque no querer rendirse es otro tipo de guerra. Porque hay veces que lo mejor que nos puede pasar, es que no nos pase nada.

 

Nos da por posponer. Que cuando es mejor que no, entonces es que sí. Sabiendo que no era fácil, por eso lo complicamos un poco más. Que preferimos morir en los extremos que vivir en un punto medio. Y así todo. Y así nada. Donde hay que firmar una de cal por cada una de arena.

 

Nos da por reponer. Que existe un antes y un nunca más. Que también cansa luchar contra lo que ni siquiera te ataca. Aún puedo oír los pasos que no me atreví a dar. Que un te odio esconde un te quiero, que un te quiero esconde un tengo miedo. Que escribo cosas sin sentido. Ven a dárselo.

 

Nos da por suponer, por creer, por pensar que uno es lo que dice y no lo que hace. Cuándo creíste que el final era el principio y ya era demasiado tarde. Ojala me equivoque tantas veces como pueda. Ya sabes. Estoy haciéndolo lo peor que se. Porque cuando todo encaja es porque ya venía roto.

 

Te da por suponer, que una parte de nosotros no sabe irse. Que te miras a los ojos como si pudieras ver algo y ya lo habías perdido antes de tenerlo todo. Si vas a jugar con fuego asegúrate de ser lo suficientemente frío. Porque si algo tengo claro es que no cambiaría nada de lo que no he hecho. Quédate con los sis y los nos, yo prefiero un tal vez. Tu ya sabes, quién no soy.

 

 

Anuncios

2 comentarios en “NOS DA POR SUPONER

  1. Brillante, sublime, exquisito, excelso, al nivel del mejor Risto Mejide. Una única recomendación, para escribir un artículo, primero hay que leerlo. Tengo un conocido en una editorial que está interesado en publicar tus reflexiones como una antología completa. Respóndeme por comentario o email si te interesa Un saludo, jefe.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s